Mochuelo europeo. Un visitante audaz en la ciudad

MERCEDES RODRIGUEZ

Fotoperiodismo y Formación

Mochuelo europeo

You can click the button at the top right corner to hide this content area to see the background image slider of current portfolio.


Mochuelo europeo, un visitante audaz en la ciudad de Madrid.

El mochuelo europeo es un ave rechoncha, grácil en sus movimientos y entrañable en su mirada. Por lo general no llegan a recorrer grandes distancias. Suelen viajar a no más de treinta kilómetros de su lugar de nacimiento. De grandes ojos amarillos, este ave nocturna puede ser vista en lugares específicos de la ciudad y de día. Además, suele volver a los árboles en los que toma el sol o simplemente se dedica a observar a los habitantes humanos que intuyen no amenazantes. Su vuelo es ondulado, con descensos y ascensos continuos y de aleteos rápidos.  En la mitología griega, el mochuelo de Atenea es el ave que acompaña a Atenea, diosa de la sabiduría, las artes, las técnicas de la guerra, además de la protectora de la ciudad de Atenas y la patrona de los artesanos; la diosa romana correspondiente es Minerva. El mochuelo de Atenea ha sido utilizado en la cultura occidental como símbolo de la filosofía. Se le ha atribuido erróneamente1 y durante siglos los nombres de «lechuza de Atenea» y «búho de Atenea», cuando se trata en realidad del mochuelo común europeo, especie cuyo nombre científico es precisamente Athene noctua. En cuanto a la reproducción, el mochuelo vive en pareja, pasando toda su vida en el territorio de cría, en el mismo nido. Éste suele estar ubicado en una cavidad: un árbol hueco, una grieta en las rocas, un edificio en ruinas… A veces ocupa nidos de abubillas y carracas. Durante la época de celo, en marzo y abril, profiere una gran variedad de gritos de reclamo, particularmente unos trinos lentos y melódicos. La puesta tiene lugar a finales de abril o a principios de mayo, y el tamaño similar de los polluelos hace pensar que la incubación no empieza hasta la puesta del último huevo. Esta incubación está exclusivamente a cargo de la hembra, que durante ese tiempo es alimentada por el macho. Una vez eclosionados los huevos, los pollos permanecen en el agujero del nido durante un mes. A principios de julio empiezan a volar, y en agosto ya son independientes y abandonan el territorio de sus padres. Saber  más

Loading