Fernando Higueras

El arquitecto Fernando Higueras posa en su casa que autodenominó «rascainfierno» por su diseño contrapuesto al rascacielos, tan en boga en el pasado siglo XX.