La inspiración… August Sander

august-sander

Hay fotógrafos que vienen de estirpe…. otros que vienen del arte…. De los últimos es August Sander.

Diría que como hijo de minero nunca olvidó su procedencia y decidió mostrarlo a quien quisiera verlo en su obra «Hombres del siglo XX». Este proyecto materializado se alimentó de los retratos que hiciera de los campesinos de Westerwald a quienes consideraba ejemplos de hombres, mujeres y niños de la época. Su pirámide filosófica incluye a los campesinos, artesanos, la mujer, los trabajadores cualificados (tanto al abogado como al banquero pasando por el soldado y el parlamentario), los intelectuales, artistas, poetas y músicos, la ciudad (la gran ciudad) y los marginales -locos, mendigos, muertos, moribundos y gitanos-. Entiendo que los comisarios de sus exposiciones fotográficas afirmen que «lo menos importante que August Sander hizo fue fotografiar, mucho más importante fue la manera en la que vio y entendió el mundo». Sin embargo, «fotografiar» es lo más importante que hizo, supone la plasmación de la idea. A través de sus imágenes podemos entender el mundo tal y como él lo percibía.