Fotografía

Albert Kahn, “Los Archivos del Planeta”

Albert Kahn y Los Archivos del Planeta. Hasta el día 21 de enero de 2018 en la Sala Picasso del Círculo de Bellas Artes de Madrid. Calle de Alcalá, 42, 28014 Madrid.

No sabremos nunca si el pasado de Albert Kahn, nacido en tierras merovingias (Alsacia), tuvo que ver con el interés de este niño judío, algo, mucho, introvertido, por los viajes y sus gentes. Cierto o no, este filántropo, director asociado de la Goudchaux Bank, rico por más señas, nos dejó un rastro fotográfico de cuatro mil placas estereoscópicas (placas de vidrio de calidad superior a la película fotográfica de la época), setenta y dos mil placas autocromas (primer precedente industrial de la fotografía directa comercializada por los hermanos Lumière a partir de 1907), y ciento ochenta y tres mil metros de película de cine documental, lo que equivale a más cien horas de proyección. Uno de los méritos de esta ingente producción lo constituye el hecho de que fuera realizada antes del crack de 1929, momento y motivo de su cese.

No sería el propio Khan, entusiasmado en 1898 tras un viaje por el Extremo Oriente, quien desarrollara, planificara y orquestara este trabajo monumental, pero sí quien contrató a Jean Brunhes. Brunhes era un geógrafo atípico, nacido en Toulouse, algo más joven que Khan y seguidor incansable de la técnica fotográfica. Además, fue el primer catedrático del mundo en usar el término “geografía humana”. A Brunhes se le encarga un inventario fotográfico de la superficie del globo ocupado y habitado por el hombre tal y como se presenta en los inicios del siglo XX.
Gracias a la pericia de los fotógrafos y camarógrafos y, a destacar, la preparación al detalle de cada viaje (mapas, libros de geografía, guías de viajes, etc.), las instrucciones precisas sobre la metodología a seguir en cada una de ellas y la financiación de Albert Kahn las expediciones se prolongaron durante veintidós años (de 1909 a 1931) documentaron cincuenta países.

Comisariada por Alberto Ruiz de Samaniego y José Manuel Mouriño y gracias al Musée Departamental Albert Kahn, la exposición alberga más de cuatrocientas fotografías y media hora de proyecciones cinematográficas y se divide en seis bloques. La muestra, iluminada con luz tenue, obliga al visitante a acercarse a ese mundo visto por Kahn a través de los ojos de los fotógrafos que componían su equipo.
Geometrías del pensamiento: ciudades, templos y palacios; Viajes al fin de la noche: guerras y conflictos; Paisajes; Geometrías del alma: rostros, cuerpos, retratos y El imperio de los signos: ritos, ceremonias, castigos.

Es indudable que Albert Kahn, en primer lugar, por su interés en plasmar los diversos mundos de los hombres y los espacios de la época; seguido por Bruhnes, director y visionario del inmenso trabajo, pero los que llevaron a término la ingente tarea -y probablemente cargaron con el material de la época- fueron los fotógrafos y operadores de cámara que deberían tener un poco de reconocimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *